Psicología y la importancia de los colores en el diseño gráfico

La Publicidad en general y el Diseño en particular son una rama profesional muy compleja. No se trata solo de sentarse enfrente de la pantalla y ponernos a diseñar. Hay muchos factores a tener en cuenta, entre ellos la Psicología y la importancia de los colores en el diseño gráfico.

¿Por qué importa la Psicología?

En el diseño es evidente que las herramientas desempeñan un papel fundamental. Acaso alguien le dijo a Leonardo Da Vinci “hazlo sin pinceles”, pues no, pero por otro lado es indispensable dominar la psicología ¿por qué? El diseñador gráfico nunca debe olvidar que ante todo crea sus piezas para seres humanos. Y éstos, en un 80% de los casos perciben primero a través de la vista y posteriormente leyendo textos.

¿Y los colores?

Siendo los seres humanos personas de costumbres tendemos a relacionar los colores con ciertos valores, tendencias o productos. Aquí es donde la psicología y la importancia de los colores en el diseño gráfico cobra importancia. Por lo tanto, lo principal es tener la claridad de lo que queremos transmitir mediante el diseño porque precisamente el papel representado es la transmisión de los valores, los sentimientos, la visión o la idea de la marca. En resumen, el diseño es la representación gráfica de nuestra empresa.

Teniendo aclarado lo que queremos transmitir el siguiente paso es pensar en cuál es nuestro público objetivo. No es lo mismo crear piezas únicas para target joven que dirigirnos principalmente a otros empresarios, por ejemplo. Así, pues, se plasmarán los valores de diferente manera según al target que se pretende alzancar. Por supuesto, ya sabemos que el color no es el único y decisivo elemento, sin embargo, posee un peso considerable.

¿Pero qué es realmente la psicología de colores?

No es otra cosa que la ciencia que estudia de qué manera percibimos los colores. Desde la niñez estamos en contacto con diferentes colores y su significado. Desde los primeros años nos enseñan qué significan los colores y que sentimientos evocan. Pero ¿realmente todos los seres humanos percibimos los mismos sentimientos y los relacionamos con las mismas percepciones?

¿Los colores evocan lo mismo a todas las personas?

Por supuesto que no, cada uno de nosotros tiene su propia experiencia que ha ido creando nuestra personalidad, es donde la subconsciencia determina cómo vamos a reaccionar tras un color. Pero aún así tenemos aprendido que ciertos colores, y a pesar de nuestra propia experiencia, los relacionamos con ciertos sentimientos, valores o situaciones. Así, por ejemplo, sabemos que el rojo representa amor, intensidad, pasión pero tiene significado negativo como peligro. Mientras que el negro lo identificamos con algo elegante, distinguido o exclusivo.

Los colores y la Psicología aplicados al Diseño Gráfico

 
Diseñador Gráfico. El uso de los colores
Creando un logo o un símbolo no solo tenemos que tener en cuenta el significado de los colores sino también lo que representa para nosotros y lo que queremos transmitir. Como ejemplo,  vamos a tomar el color azul. Es un color utilizado en los diseños de empresas tecnológicas o sanitarias por su significado de seguridad, fidelidad, confianza, inteligencia o divinidad. Pero tenemos una variación de colores. Aproximadamente unas 110 tonalidades como: azul claro, azul marino, azul cobalto, azur, zafiro, turquesa, etc… con los que hay muchísimas posibilidades de variedad y con los que jugar a la hora de realizar creaciones originales y vistosas sin alejarnos de la aplicación psicológica que el color implica para la mente humana.  Por ello no es baladí la psicología y la importancia de los colores en el diseño gráfico.

El cliente, sus valores y los colores en el diseño

Es cierto que en el momento del diseño el cliente tiene que implicarse. Transmitir toda la información necesaria y susceptible de utilidad para el trabajo de diseño, explicar y mostrar la representación de sus valores, sentimientos y objetivos porque todos estos son evocadores de la marca y su “espíritu”.

Teniendo el color o los colores elegidos podemos dedicarnos a la tarea de crear un logo o símbolo o una creación creativa de cualquier tipo. Ya sea un póster, o un banner, o cualquier otra expresión artística  que vaya  a reflejar quién es la empresa o lo que hace. Por supuesto,  el diseño tiene que ser original. Y ante el cual la sociedad pueda fácilmente internalizarlo y reconocerlo dentro de un mar de marcas existentes en el mercado.

Resumiendo…

Como conclusión no hay un color mejor o peor,  siempre los colores ganadores representan una parte  del propietario siendo o teniendo un significado para él, que quiere ser reconocido/ identificado con él y el diseñador tiene que enfocar esa tendencia del cliente para coordinarla con la propia psicología del target y del sector al que se dirige el negocio. Este es el punto de partida y en Neexie Media nos tomamos este trabajo muy en serio. Teniendo como origen de todo trabajo de Identidad Corporativa los colores, el sector y las ideas del cliente.